El jefe policial resaltó la captura de casi un millar de personas durante la Semana Santa por la comisión de delitos varios y destacó la violencia intrafamiliar, el consumo y comercio de drogas, asaltos a la propiedad, robos a personas y el arresto de prófugos requeridos por despachos judiciales como las infracciones más frecuentes cometidas por costarricenses durante los días santos, en el informe “todavía incompleto” del Ministerio de Seguridad.

En el detalle se da cuenta de que, por denuncias directas se realizaron 120 arrestos por violencia intrafamiliar en diferentes lugares del país, a estos se suman 360 detenidos por tenencia de algún tipo de droga (marihuana, cocaína y crack principalmente) y más de 500 por delitos contra la propiedad, asaltos o riñas.

Entre los detenidos se reportan también 20 personas contra quienes ya existían órdenes de captura emitidas por diversos despachos judiciales y de 50 personas por infracciones a leyes ambientales de protección a la pesca, fauna y flora del país.

Otras 20 personas fueron detenidas por infracción a la Ley de Armas y explosivos y se decomisaron 41 armas de fuego y variedad de armas blancas.

Los datos son reveladores y contrastan con el espíritu reflexivo y de recogimiento de la Semana Mayor en un país en el que el 65% de sus habitantes ser declara católico practicante.

El año pasado durante la Semana Santa se detuvo a 296 personas por violencia intrafamiliar, 170 personas por delitos contra la propiedad, 62 por infracciones a la Ley de Armas y Explosivos, y otras 2.178 personas por infracción a la Ley de Psicotrópicos.

En el 2013, se registraron 174 capturas por robos, 61 por tenencia ilegal de armas, 1.268 por psicotrópicos y 296 por violencia doméstica.

El recuento de la Cruz Roja aporta a la semana violenta que vivió el país en los días “santos”. Al mediodía de domingo las víctimas mortales eran 43. En las carreteras las autoridades registraron un gran número de colisiones, vuelcos y atropellos que dejaron un saldo de 15 personas muertas y 71 heridos.

La segunda causa de muerte fueron los homicidios que sumaron 11 personas asesinadas, lo que preocupa a las autoridades por el alarmante aumento que se registró en comparación con el mismo periodo del año pasado, con solo tres crímenes en Semana Santa.

Siete personas más murieron en accidentes acuáticos y otras siete situaciones no aclaradas, de acuerdo con el informe de Cruz Roja que solo reporta fallecidos o pacientes atendidos por ellos. Las estadísticas incluyen los hechos ocurridos entre el sábado anterior al Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección.

Detenidos cinco en las quemas de Judas

La costumbre que existe entre algunos católicos de hacer el sábado santo la “quema de Judas” aportó otras tres personas detenidas por disturbios, en las cercanías de La Sabana. Además, se decomisaron dos muñecos de Judas en Alajuela y 20 más en diversos puntos de Heredia.

El año pasado, la Fuerza Pública detuvo a 8 personas durante las quemas de Judas y en 2013, fueron detenidos 54, todos por disturbios.

Guardacostas rescataron 12 personas. Oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas rescataron en el mar a 12 turistas en peligro. Siete en Quepos, 3 en Flamingo y 2 en Caldera. Los Guardacostas realizaron 74 patrullajes y más de mil intervenciones preventivas en distintos puntos del Pacífico y Caribe nacionales.

Servicio de Vigilancia aérea (SVA) realizó 20 vuelos para trasladar a personas heridas desde puntos lejanos del país hasta San José, realizaron patrullaje aéreo en sitios estratégicos de nuestras costas. Además participaron en traslado de sospechosos diversos delitos, entre ellos un sujeto vinculado con el homicidio de una mujer, aprehendido por el OIJ en Upala.

Los pilotos de Seguridad Pública también intervinieron en operativos antidrogas con Guardacostas y en traslado de droga al laboratorio judicial en Alajuela.