Gobierno anuncia importantes avances en carretera a San Carlos

Las nuevas carreteras que conectan San Carlos con el Caribe y San Ramón-Naranjo avanzan aceleradamente, tras una postergación de cinco décadas, informó este jueves el gobierno, durante una inspección de las obras por parte del presidente Luis Guillermo Solís.

El presidente Solís inspeccionó este jueves el avance de las obras.

La carretera de Bajos de Chilamate a Vuelta Kooper, que conectará la zona norte con el Caribe, es la que se encuentra más avanzada y deberá inaugurarse este año, según las estimaciones del Ministerio de Obras Públicas y TransEporte (MOPT).

Este proyecto fue planteado en 1974, o sea hace 43 años, y no fue activado hasta hace 14 años, pero el mayor impulso lo ha recibido en la actual administración del presidente Solís.

La obra consiste en una ruta de 27 kilómetros que permitirá mover la producción de la zona norte hacia la zona portuaria del Caribe, ahorrando a los transportistas un rodeo de 87 kilómetros por el interior del país. El costo de este proyectos es de 38.000 millones de colones.

La otra carretera que enlazará San Ramón y Naranjo con Florencia, de San se desarrolla en tres etapas que llevan diferentes grados de desarrollo:  la Punta Norte, que lleva un avance de un 40% y que podría estar concluida en un año; el tramo central (Sifón Abundancia) que está adelantada en un 84%, y la Punta Sur, que apenas está en fase de diseño.

Es una ruta que permitirá conectar a los productores de la zona norte con el valle central, un corredor estratégico concebido como parte de la Red Internacional de Carreteras Mesoamericanas y que consta de tres partes: la Punta Norte (La Abundancia-Florencia) que consta de 5,6 kilómetros, el llamado Tramo Central (Sifón-La Abundancia) de 29,7 kilómetros, y la Punta Sur (Naranjo-Sifón), con una extensión de 7 kilómetros.

Este proyecto originalmente estaba diseñado pensando en una vía de dos carriles, pero se amplió a cuatro, lo que aumentó el trabajo requerido. Además, se tuvo que realizar un proceso para corregir problemas de estabilidad en 73 sitios del proyecto, de los cuales ya se han realizado correcciones en más del 60% de esos puntos.

El Proyecto de Punta Norte, que se encuentra a un 40% de avance, se espera que esté concluido en aproximadamente once meses, proyección que depende en forma relevante de las condiciones del clima.

En cuanto al Tramo Central, se está a la espera de la resolución de la Sala Constitucional sobre un tema ambiental, por lo que la proyección es más difícil, pero ya se ha asfaltado un 75% de los kilómetros de la ruta, y se completó la construcción de 6 de los 9 puentes.

La Punta Sur deberá esperar más: se encuentra en la fase de diseño, pero a un nivel avanzado. Y con los avances en los otros tramos de esta ruta, será menos complicado impulsar su construcción, señaló el gobierno.