• 30 personas siguen desaparecidas, hay pueblos aislados e incomunicados

Duelo nacional y estado de emergencia tras el paso de la tormenta Nate

El gobierno decretó tres días de duelo nacional por la muerte de 8 personas y mantiene el estado de emergencia ante las graves afectaciones que causó la tormenta tropical Nate en todo el país. Aún hay 30 personas desaparecidas, varias poblaciones totalmente aisladas e incomunicadas y cerca de 10 mil damnificados a los que se dio la orden de no regresar a sus casas por el peligro de deslaves o el mal estado de las viviendas que deben ser evaluadas por los técnicos.  

El gobierno informó que 500 mil personas están sin suministro de agua potable en varias localidades, graves daños en numerosas estructuras, viviendas y vías de comunicación, pérdidas millonarias en la producción agropecuaria y el comercio, cerca de 10 mil damnificados que requieren atención urgente.

Esta son las razones por las que el presidente Luis Guillermo Solís comunicó este viernes por la mañana que “se mantiene el estado de emergencia nacional” tras el paso de la tormenta tropical Nate.

Víctimas mortales. Nate dejó el lamentable saldo de ocho personas fallecidas, cuyos cuerpos ya fueron recuperados y entregados a sus familias. En memoria de esas personas, el Gobierno de la República decretó tres días de duelo nacional, a partir del mediodía de este viernes y hasta el mediodía del lunes 9. Todavía se mantienen desaparecidos 30 personas.

Durante estos días de emergencia, la Cruz Roja Costarricense realizó 97 rescates en condiciones extremas que permitieron salvarle la vida a 512 personas. En este momento, la benemérita institución cuenta con 500 rescatistas y 2500 voluntarios destacados en acciones de rescate y atención de las víctimas.

Las carreteras costarricenses se vieron severamente afectadas en al menos 215 sitios y en 77 rutas nacionales. Con las tareas del MOPT y el Conavi, el 44% de las zonas colapsadas ya tienen el paso abierto, el 40%  lo tiene regulado y solo un 14% continúa el paso cerrado. La mañana de este vienes 6, se habilitó un paso regulado en la ruta 27,  entre Atenas y Orotina, para despejar la presa de vehículos.

Por su parte, la Fuerza Pública atendió 615 incidencias con 2800 oficiales; la Compañía Nacional de Fuerza y Luz dedicó 120 trabajadores en 21 cuadrillas para restablecer los servicios en la madrugada de este viernes; los servicios de salud están funcionando y no se reporta ninguna enfermedad infecto-contagiosa. 

La CNE habilitó los números 2210-2775 y 2210-2874 para que la gente reciba información y para dejar el 9-1-1 libre para recibir llamadas de emergencia.

El dolor de la tragedia

El saldo trágico de 8 personas fallecidas y 30 personas desaparecidas, enluta a Costa Rica por lo que el gobierno decretó tres días de duelo nacional, desde el mediodía de este viernes (6) hasta el mediodía del lunes 9. En todas las instituciones estatales la bandera ondeará a media asta.

Los rescatistas y voluntarios que se sumaron a la atención de la emergencia no se han detenido, día y noche han trabajado para llegar hasta los lugares afectados por la tormenta Nate.

El presidente Solís agradeció los esfuerzos de todos los que participan de estas tareas, desde el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) pidió a la población sumarse a las labores de atención de los damnificados de manera ordenada y recordó a las personas que se encuentran en los albergues que hay orden de no regresar a sus casas todavía.

Pese al dolor y la desolación, este viernes muchos costarricenses se presentaron en los comités de emergencias locales para sumarse a la atención de las personas afectadas  en todo el país el paso de la tormenta tropical Nate, este miércoles y jueves.

La Comisión Nacional de Emergencia (CNE) advirtió a la población que la condición de los suelos es muy frágil porque están  “extremadamente saturados” y las lluvias propias de la época van a seguir aunque la tormenta Nate se haya alejado de nuestro país por eso, dijeron las autoridades “no se puede bajar la guardia” en cuanto a medidas de precaución.

Por su parte, la Cruz Roja informó que se realizaron 97 rescates en condiciones extremas en estos días de emergencia y lograron salvar 800 vidas.

A pesar de que “ya salió el Sol” (en algunas partes), es necesario mantenerse en estado de alerta debido al alto grado de la saturación de los suelos, que mantiene latente la posibilidad de deslaves y derrumbes en las zonas de vulnerabilidad, esta situación no  ha cambiado, señalaron las autoridades de la CNE. Hay que recordar que estamos en el mes más lluvioso del año, octubre, y las laderas siguen inestables por esa extremada saturación y aún restan dos meses de la temporada, acotaron.

En este momento, el Gobierno de la República tiene como prioridad recuperar la conectividad con las poblaciones en problemas, con el fin de que los suministros lleguen a su destino en el menor tiempo posible. Durante estos días, se habilitaron 94 albergues con 8.000 personas, en todo el territorio nacional.

Es necesario enfatizar en que los Comités Municipales de Emergencias (CME) están en plena capacidad de operación, que no se encuentran sobrepasados y que están en constante comunicación con la CNE. Esta entidad habilitó los números 2210-2775 y 2210-2874 para que la gente reciba información y para dejar el 9-1-1 libre para recibir llamadas de emergencia.