Nate deja 23 muertos en Centroamérica y se dirige a México

La tormenta tropical Nate, que se dirige a la península mexicana de Yucatán, ha dejado al menos 23 muertos en Costa Rica, Nicaragua y Honduras, así como decenas de desaparecidos y cuantiosos daños a la infraestructura.

La tormenta dejó 11 muertos en Nicaragua, 9 en Costa Rica, 2 en Honduras y 1 en El Salvador, según las últimas cifras dadas a conocer por los cuerpos de socorro y autoridades de emergencias de los cuatro países.

Nate causó además grandes inundaciones, destruyó viviendas, carreteras y puentes desde que inició su recorrido la noche del pasado miércoles, dejando elevadas pérdidas aún no contabilizadas en el istmo.

Miles de personas tuvieron que abandonar sus casas y sus comunidades y se encuentran refugiadas en centros acondicionados de emergencia.

El disturbio atmosférico se hallaba este viernes a 370 km al sureste de la turística isla mexicana de Cozumel con vientos máximos de 72 km/h, y moviéndose con dirección noroeste a una velocidad de 23 km/h.

Los expertos estiman que la tormenta podría alcanzar la costa de la Península de Yucatán este mismo viernes, golpeando algunos de los principales centros turísticos como Cancún. No se descarta que la tormenta alcance la categoría de huracán antes de impactar territorio mexicano.

El Gobierno costarricense declaró estado de emergencia y duelo nacional por tres días, mientras movilizaba todos sus recursos, con apoyo de empresas privadas de construcción para rehabilitar los caminos.

“No sabemos todavía cuál es el tamaño del daño, pero es una crisis mayor. Hay comunidades aisladas, se han caído puentes y hay carreteras cortadas, alcantarillas reventadas”, dijo el presidente Luis Guillermo Solís en conferencia de prensa.

Aunque en Costa Rica se ha reducido la influencia del fenómeno,  Nicaragua, Honduras, El Salvador y Nicaragua siguen bajo su influjo y podrían sufrir daños adicionales.