Patricia Solano fue designada con los votos de los partidos de oposición.

Solano obtuvo 37 votos en una cuarta ronda de votación, frente a 10 de la jueza Patricia Vargas, a quien apoyaban los diputados del PAC.

Solano, de 58 años, se encuentra actualmente jubilada. Su último puesto en el Poder Judicial fue como miembro del Tribunal Penal del Primer Circuito Judicial de San José, en el que permaneció por 19 años, entre 1998 y 2017.

En cuanto a su formación académica, es licenciada en derecho de la Universidad de Costa Rica y cuenta con un posgrado en Administración de Justicia, en derecho penal.

La nueva magistrada ocupará el cargo dejado por José Manuel Arroyo en 2017, cuando se acogió a la jubilación.

Otros tres puestos se encuentran vacantes en la Sala III: los que ocuparon Celso Gamboa, destituido del cargo por decisión de la Asamblea Legislativa, y Carlos Chinchilla y Doris Arias quienes se acogieron a la pensión este año, a raíz de cuestionamientos relacionados con el escándalo del cemento chino.