Trabajadores piñeros denuncian persecución sindical e incumplimiento de pagos por parte de la piñera Buena Vista.

“Los despidos son un claro ataque a nuestra libertad sindical, ya que en diciembre llegamos a 120 afiliados (al sindicato SITRAEP), ya que en diciembre llegamos a 120 afiliados en una empresa de un total de 150 trabajadores”, señala un comunicado de la organización.

Los trabajadores aseguran que los despidos son una maniobra para suprimir el sindicato “para que no luchemos por una convención colectiva para el beneficio de todos los compañeros de trabajo”.

Según la denuncia, en diciembre pasado la empresa intentó obligar a sus empleados sindicalizados a firmar un finiquito de los contratos de trabajo, con la promesa de que recibirían sus aguinaldos (entre 150.000 y 200.000 colones cada uno).

“Como nosotros nos negaron a firmar no nos pagaron los aguinaldos y este sábado (5 de enero) nos dijeron que no volviéramos a laborar más”, puntualiza el comunicado sindical.

Afirma también que la empresa se negó a entregar a sus empleados la carta de despido, así como a pagar el salario de las últimas dos semanas, que debía haber cancelado el sábado anterior.

“Los despidos se dan en la primera semana de enero, fecha en que según nos informó Juan Alfaro López, viceministro de Trabajo, era el plazo para que la empresa solucionara todos los problemas de incumplimiento de derechos laborales en Empaques Bella Vista S.A., después de los señalamientos que hizo el ministerio de Trabajo producto de las inspecciones del 6 de noviembre de 2018”.

Los trabajadores de Bella Vista hicieron un llamado al movimiento sindical para que se solidarice con su lucha, que es -afirmaron- la del sector laboral del sector privado por el derecho a la sindicalización.