Esta escena no se repetirá con él, dice Solís.

El diputado sandinista Jaime Morales, ex vicepresidente durante la anterior administración de Daniel Ortega, dijo que con Solís "se presentan mejores y nuevas oportunidades" para un diálogo bilateral.

"En el marco del civismo (Solís) va a llegar a un proceso de conversaciones (con Nicaragua), primero, para bajar las presiones y, después, buscar soluciones dentro del derecho y la fraternidad", aseguró Morales.

El diputado nicaragüense opinó que el retiro del candidato oficialista Johnny Araya de la contienda electoral, el pasado miércoles, tiene que ver con el desgaste del gobierno de la presidenta Laura Chinchilla.

Solís ha dicho en varias ocasiones que estaría dispuesto a activar la agenda bilateral con Nicaragua sobre diversos temas como migración, desarrollo fronterizo, comercio y otros, pero mantendría la misma posición del actual gobierno con respecto a los derechos territoriales costarricenses.

Incluso dijo recientemente que no está dispuesto a reunirse con Ortega mientras se mantengan las pretensiones nicaragüenses sobre territorio terrestre y marítimo costarricense, temas que se ventilan ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya.