Cancillería presenta amparo contra diario Extra por irrespetar derecho de respuesta

El ministro de Relaciones Exteriores, Manuel González, presentó un recurso de amparo contra el diario Extra, por su negativa a publicar derechos de respuesta a varios artículos con información “inexacta y agraviante” sobre el nombramiento de de funcionarios del servicio exterior.

Ministro de Relaciones Exteriores, Manuel González.

La acción contra la gerente general del Grupo Extra, Iary Gómez, y la directora del medio, Paola Hérnandez, “se fundamenta en las publicaciones realizadas del día 16 al 22 de febrero del presente año, por los periodistas Carlos Mora y Jacqueline Solano, así como editoriales del medio”, señala un comunicado de la Cancillería

Las publicaciones acusan al canciller de falta de transparencia en los procesos de selección de personal, de irrespetar los concursos públicos para llenar las plazas y aseguran que algunos de los designados a puestos en embajadas son personas inexpertas.

“Cancillería nombra inexpertos en Embajadas”, “Transparencia y credibilidad del Cancillería pasan mal momento”, “Los benditos nombramientos a dedo” y “En la Cancillería hay que hacer un exorcismo”, son algunos de los titulares que dieron pie al recurso de amparo.

El 22 de febrero pasado, la Cancillería presentó una solicitud de rectificación y respuesta a esta serie de artículos, pero el medio no dio respuesta a la solicitud ni publicó las respuestas en el plazo que establece el artículo 69 de la Ley de Jurisdicción Constitucional.

“La desatención de la solicitud de rectificación y respuesta gestionada constituye una violación de los artículos 29 de la Constitución Política, el 14 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y el numeral 66 y siguientes de la Ley de la Jurisdicción Constitucional”, indica el comunicado oficial.

En consecuencia, el canciller solicitó a la Sala Constitucional se dé curso al recurso de amparo, se declare la violación del derecho de rectificación y respuesta, ordene a Diario Extra la publicación de los textos y se le condene al pago de daños y perjuicios.

Los propietarios del diario no han reaccionado a la acción de la Cancillería.