La mujer relató que el incidente tuvo lugar en el 2015 en casa del ex mandatario, adonde ella llegó por invitación de Arias, quien mediante un mensaje en Facebook le dijo que le gustaría reunirse con ella para obsequiarle un libro.

"Él se puso frente a mí, se atravesó en la puerta que se encontraba cerrada, yo soy más alta que él, sin embargo, él me agarró la cabeza, yo andaba cabello suelto, me agarró, me acercó a la fuerza al cuerpo de él, luego con una de sus manos me tocó mis senos por encima de la ropa y luego me dio un beso en contra de mi voluntad, yo me quité, yo me quedé congelada, no sabía que decirle, lo único que se me ocurrió decirle fue 'Don Oscar, ya tengo que irme', me acerqué a la puerta, él no me hizo ni me dijo nada más, él lo que hizo fue apartarse, yo me quedé en shock, no esperaba algo así de una persona tan reconocida y a quien yo admiraba muchísimo", afirma la mujer en su denuncia.

Según explicó, tras el incidente ella quiso denunciar a Arias, pero tres abogados a quienes acudió le dijeron lo mismo: que no era conveniente hacerlo. “Quizá le tenían temor porque me dijeron ue lo conocían”, manifestó la denunciante.

"Cuando vi lo que pasó con la nueva muchacha y el movimiento MeToo pensé en que tenía que tomar fuerzas, porque ya vi que el tema era habitual en él. Busqué dos abogados y me dijeron que no me ayudaban, pero logré encontrar a uno que sí decidió ayudarme y acompañarme hoy (jueves) a presentar la denuncia", explicó la mujer a el medio digital.

El martes pasado, el periódico Universidad reveló que una doctora y activista antinuclear había presentado la primera denuncia por violación contra Arias, quien ha negado los hechos en un breve comunicado en el que anunció que no volvería a referirse al tema.

Otras cuatro mujeres, tres de ellas periodistas y una editora, se han sumado a las denuncias pero sin concretarlas penalmente.