Discriminación laboral contra las mujeres persiste en Costa Rica, denuncia la Defensoría

El desempleo golpea más a las mujeres quienes además tienen una participación mucho menor en el mercado laboral, denunció este miércoles la Defensoría de los Habitantes, que ha pedido al Estado una política de empleo “con perspectiva de género”.

“La tasa neta de participación en el mercado de trabajo de las mujeres prácticamente se mantiene en  el 48.6% mientras que los hombres, alcanzan una tasa neta de participación del 74.9%”, indica un comunicado de la Defensoría con base en cifras de 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Asimismo, la tasa de desempleo, que a nivel nacional fue del 10.1%; pero analizada por sexos la de los hombres fue de 8.8% y para las mujeres de 12.3%.

“Hoy, en el Día Internacional de la Mujer, la Defensoría de los Habitantes sostiene que el Estado costarricense debe avanzar hacia una política de empleo, con perspectiva de género, que tome en cuenta las diferencias propias de la condición de las mujeres trabajadoras, inexistente hasta el día de hoy”, señala la declaración.

La Defensoría indica que las leyes en materia laboral, las convenciones internacionales y otras regulaciones, no son suficientes para eliminar la discriminación laboral en el país.

Entre las prácticas discriminatorias que señaló el organismo están los atrasos en el pago de licencias de maternidad por parte de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), despidos injustificados de mujeres embarazadas, denegación de la hora de lactancia materna y el no pago de licencias de maternidad a trabajadoras migrantes por encontrarse en situación migratoria irregular. 

“Considera la Defensoría que se debe emprender un proceso de discusión para la reforma de la legislación laboral, que tenga como objetivo la implementación de medidas especiales que equilibren la discriminación laboral que sufren las mujeres en estado de embarazo, que amplíen la cobertura de la licencia a mujeres que están desprotegidas, que reconozca la licencia a los padres y que promuevan nuevas formas de corresponsabilidad en el cuido”, agrega el comunicado.

También debe procurarse el fortalecimiento de las opciones de cuido que existen actualmente para niños y niñas, de modo que las responsabilidades familiares no constituyan un obstáculo para el acceso y permanencia en el empleo remunerado.

 

Hostigamiento sexual

Otra de las formas de discriminación que sufren las mujeres en el trabajo, por su condición de género, es el hostigamiento sexual.

Esta forma de discriminación y violencia se presenta independientemente de las relaciones de jerarquía y afecta a las mujeres tanto en el ámbito de lo privado como de lo público. En el caso del sector público, la Defensoría ha externado su preocupación ante las serias debilidades demostradas por algunas instituciones para abordar esta problemática, al carecer de políticas internas de prevención y atención de la materia. 

“Los derechos laborales de las mujeres no han calado en la cotidianidad ni en la estructura del sistema, evidenciándose fallas graves que violentan los derechos, producto de la carencia de una política de Estado que promueva los cambios estructurales requeridos para erradicar la discriminación en contra de las mujeres en el ámbito laboral”, manifestó la Defensora de los Habitantes, Montserrat Solano.