Los proyectos fueron presentados por la ministra de Planificación, María del Pilar Garrido, quien afirmó que “las iniciativas proponen cambios e innovaciones para acelerar el paso hacia un Estado más eficiente, que esté a la altura de los tiempos, con una mejor calidad en los servicios que reciben los ciudadanos y un mejor uso de los recursos públicos”.

 

Empleo público

El proyecto de ley denominado Marco de Empleo Público establece normas y postulados generales para que el empleo en el sector público tienda a la unificación, simplificación y coherencia, señaló la ministra Garrido.

Entre tales postulados está la creación de un régimen general de empleo público y de un sistema de salarios global, diseñado sobre el precepto de “a igual trabajo, igual salario en idénticas condiciones de eficiencia”.

La propuesta establece procedimientos de reclutamiento y selección de personal mediante “procesos rigurosos, abiertos, democráticos y transparentes, en los que todas las personas puedan participar libremente”.

Además, propone la creación de incentivos no monetarios para motivar a los servidores públicos.

 

Transformación de Recope

Otro de los proyectos presentados al Congreso por el Ministerio de Planificación pretende transformar a Recope en una entidad de investigación, desarrollo y comercialización de energías alternativas (a los combustibles fósiles) para modificar la matriz energética en el sector transporte.

“RECOPE ha sido una empresa clave para el desarrollo del país. No obstante, los tiempos han cambiado y, a la luz de las metas nacionales de descarbonización, tiene el reto de reinventarse y contribuir al desarrollo futuro del país”, indicó Garrido, quien estuvo acompañada por el presidente ejecutivo de la Refinadora, Alejandro Muñoz.

De aprobarse el proyecto, Recope pasará a llamarse Empresa Costarricense de Combustibles y Energías Alternativas (ECOENA), la que estará facultada no solo para investigar, sino para producir, importar, almacenar y comercializar energías químicas alternativas.

Se propone dotarla de autonomía e independencia en materia administrativa, de recursos humanos, presupuestarios y financieros, de tal forma que se desempeñe en igualdad de condiciones que otras compañías dedicadas a la producción, industrialización y comercialización de tales energías.

 

Programa de becas

El tercer proyecto  elimina el Fondo Nacional de Becas (FONABE) y que sus funciones sean asumidas por el IMAS, mientras que los recursos humanos y físicos de FONABE pasen al Ministerio de Educación Pública.

Garrido explicó que luego de un análisis exhaustivo, se llegó a la conclusión de que las funciones de FONABE sean asumidas por el IMAS, “una institución robusta que puede dar seguimiento al ciclo de transferencias desde que el individuo está en la primera infancia hasta la secundaria”, finalizó la ministra.

Según la funcionaria, los tres proyectos responden no solo a la búsqueda de una mayor eficiencia y a un mejor uso de los recursos públicos, sino también a demandas de la ciudadanía.