Carlos Andrés Alvarado es el Presidente de Costa Rica

A ser las diez de una mañana soleada, flanqueados por autoridades del gobierno saliente y el gabinete del nuevo gobierno, más de un centenar de delegaciones oficiales extranjeras y un público entusiasta, la presidenta de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo, juramentó al nuevo presidente de la República Carlos Andrés Alvarado y declaró inaugurado el periodo constitucional de su gobierno 2018 - 2022, en el marco de la sesión solemne del Congreso que se desarrolló, de manera excepcional, en la Plaza de la Democracia.

Carlos Andrés Alvarado, nuevo presidente constitucional de Costa Rica (2018-2022)

"Le tocó a nuestra generación preparar al país para el Bicentenario" dijo Carlos Andrés Alvarado, (37 años) en su discurso presidencial, en el que puso su acento en el futuro, en la responsabilidad del país que "nos toca heredar" a las futuras generaciones.

Luego de la apertura por parte de la presidenta del Congreso de la sesión solemne de la Asamblea Legislativa de este 8 de mayo, en la Plaza de la Democracia, ingresaron las ciento nueve delegaciones oficiales que asistieron al traspaso de poder, las autoridades del gobierno saliente y el flamante gabinete 2018-2022 para recibir como los últimos en ingresar al recinto parlamentario, al ahora ex mandatario Luis Guillermo Solís y sus dos vicepresidentes y al nuevo presidente de la República, Carlos Andrés Alvarado y sus dos vicepresidentes.

Tanto la pareja presidencial saliente de Solís y Mercedes Peñas como la nueva pareja presidencial de Alvarado y Claudia Dobles fueron vitoreados por la ciudadanía que abarrotó los espacios destinados para el público en un inequívoco gesto de aprobación y respaldo. También fueron recibidos entre aplausos los ministros del gabinete saliente, a quienes el público agradeció la labor desarrollada.

Cada paso de la ceremonia sorprendió a los mandatarios y representantes extranjeros que tuvieron la oportunidad de vivir el cambio de mando en una democracia civilista, sin rasgos militaristas, como el ingreso del pabellón nacional escolado por estudiantes de varios colegios públicos. Les sorprendió también la presencia de personas que sufren discapacidades, representantes de la población adulta mayor, de los pueblos indígenas así como de diferentes regiones del país.

La gente que asistió al traspaso interactuaba durante la ceremonia aplaudiendo y saludando sin que mediara un cordón de contención y solo la presencia discreta de algunos agentes de la policía. 

Seamos excepcionales otra vez.

Qué le impide a Costa Rica continuar siendo como hemos sido, se preguntó Alvarado, anticipando el cierre de su mensaje:

“Costarricenses: fieles a nuestra historia, ¡volvamos a ser excepcionales! Prometo lo que he prometido siempre, con inteligencia, con equilibrio y con fuerza: trabajar, trabajar y trabajar.

¡Que viva Costa Rica, que viva Costa Rica y que viva mil veces Costa Rica!” finalizó.

Alvarado dedicó la primera parte de su mensaje presidencial a una síntesis de nuestra historia Patria en la que puntualizó en los orígenes multiculturales, multiétnicos y humildes de la sociedad costarricense que es un deber recordar y por eso, mantener el caracter diverso e inclusivo del gobierno y de nuestro país.

Desató los hitos históricos que moldearon el caracter de la sociedad costarricense resaltando la multiculturalidad y la diversidad y la inclusión social.

Con la mención de los deberes que tiene su gobierno de cara al Bicentenario de la Independencia (1821- 2021) en manos de las jóvenes generaciones, encaminó su discurso a la enumeración de las acciones, desafíos y compromisos que emprenderá su administración en los siete puntos de su programa de gobierno sobre la solución de la crisis fiscal, el fortalecimiento de la educación y la transición a una economía descarbonizada.reforma fiscal, el cuidado del ambiente y derechos humanos e inclusión.  .