Lo hice entendiendo y convencido que había que evitar que el Partido Liberación Nacional se mantuviera en el gobierno, puesto que eso hubiera significado la entronización y aumento de la corrupción y la consolidación de la impunidad. Cuatro años más, podrían haber producido un daño irreparable a la salud moral y política del país y habrían profundizado el desmantelamiento de nuestras más caras instituciones, que mal que bien, son claves para la vida de los costarricenses.

Quién haya creído que Luis Guillermo, acompañado por Helio Fallas y Ana Helena Chacón, con claro historial conservador, se proponía hacer buenas sus promesas de cambio, gusta de vivir en el mundo de las fantasías. El objetivo indudable es darle a la cosa pública una administración honesta y eficiente, pero sin cambiar las estructuras establecidas ni poner en cuestión nada sustantivo. Se ha nombrado en algunos ministerios e instituciones a gentes progresistas. Ninguno de ellos tendrá que ver con el manejo de la economía y de la hacienda, que han sido puestas en manos conservadoras, que pueden ser honestas, ojalá, pero incapaces de soñar en cambios de verdad.

Ese iba a ser el resultado, tendremos cuatro años de lo mismo, en manos de tecnócratas y políticos conservadores de bajo perfil, esta vez comprometidos con la honestidad, que siempre será relativa. También tendremos gestos y empujes menores en importantes direcciones, no fundamentales. Que ganen mayor alcance dependerá de como responda y presione la gente. Los movimientos sociales, las calles y la Asamblea Legislativa, serán los escenarios.

El presidente no es un revolucionario, ni de lejos, tampoco un progresista capaz de enfrentar a los poderosos. Es un social demócrata, de esos de paso canzón, típicos de esa corriente. Tenderá a hacer lo que la fuerza de las presiones encontradas le permita, no más. Su sensibilidad, que la tiene, no va acompañada de disposición a plantarse firme y a dar peleas difíciles. Su talante es más bien conciliador y su corazón no va a estar nunca candente. Eso es lo que vamos a tener, y a sabiendas lo votamos.

(http://on.fb.me/RCM0Mf)