En las primeras 2 horas y media de su declaración frente al Comité de Inteligencia del Senado, Comey ha acusado al gobierno de Trump de mentir en varias oportunidades.
"Puedo decir con certeza que el presidente no es un mentiroso", dijo este jueves Sarah Sanders, miembro del gobierno de Trump, según la periodista de la BBC en Washington DC Tara McKelvey.
El Comité de Inteligencia del Senado está investigando los supuestos vínculos de la campaña de Trump con funcionarios rusos en los meses previos y posteriores a las elecciones presidenciales de noviembre de 2016.
Comey fue despedido el 9 de mayo por Trump, un anuncio que sacudió el corazón político de Estados Unidos.
El FBI también está investigando la intromisión de Rusia en las elecciones estadounidenses y los supuestos vínculos de la campaña de Trump con el gobierno de Moscú, indagaciones que Comey dirigía al momento de su remoción.
"No tengo dudas", dijo Comey cuando le preguntaron si hackers rusos intentaron interferir en las elecciones presidenciales con el conocimiento de "lo más alto" del gobierno de Moscú.
Pero, ¿consiguieron alterar los votos en sí? "No", respondió sin dudas.
Este miércoles, el día previo a su declaración, Comey envió al comité su testimonio oficial describiendo todas las conversaciones privadas que mantuvo con el presidente estadounidense.
Allí explica, por ejemplo, que durante una cena privada en la Casa Blanca el pasado 27 de enero, Trump le dijo: "Yo necesito lealtad, yo espero lealtad".
Esta conversación ha sido desmentida por la Casa Blanca.
"Me preocupaba que pudiera mentir"

De forma conciliadora, este jueves Comey comenzó diciendo que entiende que el presidente tiene derecho a despedir a un director del FBI en cualquier momento por cualquier razón "o ninguna" antes de terminar su período de 10 años.
Pero, agregó, que los motivos de su despido, los cuales fueron cambiando a lo largo de los días, lo hicieron sentir "confundido y cada vez más preocupado".
Especialmente cuando, a través de los medios, se enteró que Trump lo removió del cargo por la "investigación de Rusia": "Eso no tenía sentido para mí", acotó.
La versión original que brindó el gobierno para su despido fue que Comey no era capaz de liderar el FBI y que, como consecuencia, el buró había perdido la confianza en su director y que "era un desorden".
"Esas fueron mentiras puras y llanas", afirmó Comey.
En este sentido, el jurista republicano de 56 años también explicó por qué realizó memorandos tras cada conversación que mantuvo con Trump.
"Honestamente me preocupaba que pudiera mentir acerca de la naturaleza de nuestra reunión, así que pensé que era realmente importante documentarla", dijo y aclaró que no realizó memorandos tras sus contadas conversaciones con los expresidentes Barack Obama y George W. Bush.
Comey incluso confirmó que él le pidió a un "amigo cercano" (un profesor de la Escuela de Derecho de Columbia, dijo) que compartiera los memorandos sobre Trump con un periodista.
Su intención, agregó, era "guiar" hacia la designación de un investigador especial sobre la posible interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016.
El 17 de mayo el exjefe del FBI Robert S. Mueller III fue nombrado para el puesto.
¿Dejar de investigar?
En su declaración previa ante el Senado, Comey explicó los detalles de una reunión en la que el mandatario le pidió que el FBI "dejara pasar" la investigación que estaba realizando de los vínculos del exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, con Rusia.
Flynn estuvo solo 24 días en el cargo ya que renunció por las revelaciones de que tuvo contactos con el embajador ruso, Sergei Kislyak, a quien le aseguró que EE.UU. levantaría las sanciones económicas sobre su país.
En la audiencia, el senador republicano Marco Rubio le preguntó a Comey si efectivamente Trump le "ordenó" que abandonara la indagación, a lo que el ex director del FBI respondió que no.
En este sentido, el hijo mayor del presidente y una de las cabezas de la Organización Trump, Donald Trump Jr., escribió en su cuenta oficial de Twitter: "Conozco a mi padre desde hace 39 años y puedo decir que cuando él 'ordena o dice' que hagas algo no hay ambigüedad, sabes exactamente a lo que se refiere".