"El Estado debe reconocer y garantizar todos los derechos que se deriven de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo de conformidad con lo establecido en los artículos 11.2 y 17.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos y en los términos establecidos en los párrafos a 200 a 218", precisó la resolución que fue aprobada unánimemente por los magistrados integrantes del organismo, que tiene su sede en Costa Rica.

La resolución tiene carácter obligatorio y alcanza a los 25 países latinoamericanos firmantes de la Convención Americana de Derechos Humanos, advirtió la Corte IDH.

Además, por mayoría de 6 a 7, los magistrados indicaron que aquellos países que tengan que realizar adecuaciones a su legislación interna, deben garantizar a las parejas del mismo sexo, de manera transitoria, todos los derechos que correspondan a las parejas heterosexuales, incluido el matrimonio.

El gobierno de Costa Rica realizó la consulta en 2016 para determinar, entre otros aspectos, qué tipo de derechos patrimoniales protege la Convención Americana de Derechos Humanos para las personas integrantes de una unión homosexual.

La Corte se refirió también a la obligatoriedad de los Estados de permitir los cambios de nombre e identidad de género de las personas trans, uno de los aspectos consultados, sin ningún tipo de requisitos más que la solicitud expresa de la persona interesada.

La Casa Presidencial confirmó haber recibido la resolución de la Corte IDH y anunció que la tarde de este martes las autoridades se referirían al tema en conferencia de prensa.

Recientemente, la Corte IDH también ordenó al gobierno de Costa Rica eliminar la ca de la fecundación in vitro, en una sentencia que el gobierno acató en cumplimiento de sus responsabilidades internacionales.