Esta aplicación, originada en Rusia, permite a los usuarios y operadores negociar independientemente los términos de viaje en tiempo real, incluido el costo y sin ningún intermediario, a diferencia de otras aplicaciones en las cuales el costo del viaje está fijado automáticamente mediante algoritmos preestablecidos.

De acuerdo con el director de desarrollo comercial de inDriver, Yegor Fedorov, en Costa Rica hay más de 700 conductores inscritos que han empezado a prestar sus servicios, en competencia con otros servicios en línea como Uber.

“Tenemos un ambicioso plan de expansión por todo Latinoamérica, por lo que durante este año invertiremos más de 50 millones de dólares para lograr nuestros objetivos en la región. El crecimiento que hemos tenido en otros países de la zona, habla de la gran aceptación que ha tenido la filosofía de nuestro servicio, al darle a conductores y pasajeros libertad para que entre ambos puedan ponerse de acuerdo y establecer las condiciones de su viaje”, aseguró Fedorov.

La aplicación permite que el conductor haga una oferta monetaria por el servicio que solicita, en tanto que otorga al conductor la posibilidad de aceptarla, rechazarla o negociar un monto que sea más rentable.

Los conductores tendrán soporte de inDriver las 24 horas del día, los 7 días de la semana, registro del recorrido mediante GPS y visibilidad de punto a punto desde que se ordena el servicio.

Según manifestó Fedorov, inDriver actualmente brinda servicio a más de 20 millones de personas y opera en más de 200 ciudades alrededor del mundo. En América Latina tiene presencia en países como México, Brasil, El Salvador, Guatemala, Ecuador, Perú, Chile, Colombia. Y en este momento está lanzando el proyecto en Panamá, Honduras y República Dominicana.

 

La historia de inDriver


En las vacaciones de Año Nuevo en el invierno de 2012 en Yakutsk, ciudad rusa ubicada en Siberia, la temperatura cayó por debajo de -45ºC, y los taxistas locales duplicaron el costo de los viajes por la ciudad.

En respuesta, los residentes de Yakutsk crearon un grupo llamado "Conductores Independientes" en Vkontakte (la red de medios sociales más grande de Rusia), cuyos miembros publicaron pedidos de viaje y ofrecieron su precio, y los conductores locales aceptaron voluntariamente tales pedidos.

Como resultado, en solo seis meses, más de 60 mil personas se unieron al grupo. Fue entonces cuando comenzó la historia de inDriver.

 

Hoy, inDriver, cuya sede aún se encuentra en Yakutsk, tiene 20 millones de usuarios en más de 200 ciudades en 18 países alrededor del mundo.

Puede descargar inDriver de forma gratuita desde Google Play Store y AppStore.