El presidente de RECOPE, Alejandro Muñoz, dijo que además se trabaja en el desarrollo de un programa de voluntarios que usarán gasolina con etanol, lo cual permitirá a los usuarios verificar el desempeño del producto.

“Esta medida crea un espacio de tiempo, y tiene como objetivo ampliar la discusión y análisis a nivel técnico y científico sobre el tema”, manifestó Muñoz.

Por otra parte, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) analizará, junto a RECOPE, las acciones que garanticen que el uso y producción de etanol se haga con estricto apego a normas de protección ambiental y sostenibilidad.

“El proceso de transición hacia energías más limpias es un eje transversal del Plan de Descarbonización, y por ello, trabajamos articulando esfuerzos para garantizar a la población la correcta implementación de las acciones”, manifestó Carlos Manuel Rodríguez, ministro de MINAE.

Tras el anuncio de Recope de que en las próximas semanas se sustituiría la gasolina super por gasolina con etanol, produjo diferentes reacciones de los usuarios, algunos de los cuales presentaron recursos de amparo ante la Sala Constitucional.

Una de las principales preocupaciones fue que el nuevo producto pudiera dañar los motores de los automóviles, un argumento que Recope ha refutado pero que sigue siendo un tema polémico internacionalmente.

También los grupos ecologistas han planteado dudas acerca del impacto que podría tener un aumento explosivo de la producción de alcohol a partir de productos agrícolas como la caña de azúcar.