16 Defensorías de Iberoamérica se unen por los derechos de la población LGTBI

Un total de 16 Defensorías del Pueblo de Iberoamérica sumarán esfuerzos en pro de los derechos de las personas LGTBI, con el propósito de elaborar estrategias, compartir e impulsar buenas prácticas que permitan, de manera integral, la protección, promoción y defensa de esta población.

Así lo dio a conocer la Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO), que agrupa a un grupo de 21 instituciones de América y Europa, y a Defensorías, Proveedurías y Comisionados de DDHH autonómicos, estatales, provinciales y municipales.

En la declaración firmada por representantes de las Defensorías del Pueblo se apunta la necesidad de evidenciar la discriminación estructural que opera en las sociedades, mediante acciones de violencia y exclusión que impactan, directamente, en el ejercicio de los derechos humanos de la población LGTBI.

Adicionalmente sostienen que las violaciones de derechos de las personas LGTBI, en todas las esferas de la vida pública y privada, persiste de manera sistemática y progresiva, y que por lo tanto, existe el desafío de unir esfuerzos para construir sociedades más justas e inclusivas, particularmente, en aras de luchar contra la confusión, desinformación, la discriminación y el discurso de odio, el cual es contrario a la búsqueda de una cultura de paz, respetuosa de la diversidad y de los derechos humanos.

Entre las Defensorías del Pueblo firmantes están Colombia, Ecuador, Costa Rica, País Vasco, Santa Fe de Argentina, Brasil, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Puerto Rico y Uruguay. Adicionalmente la Defensoría de LGTBI de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y, la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes de Santa Fe, Argentina.

En el compromiso también se expresa la necesidad de hacer extensivo este compromiso a todas las demás instituciones que integran la FIO con el objeto de promover y garantizar el cumplimiento de los tratados internacionales y la legislación nacional.

 “La violencia y la discriminación ejercida contra las personas LGBTI constituye una gravísima violación a los derechos humanos que requiere reconocimiento expreso y atención específica e inmediata. Con especial atención a la niñez y la adolescencia, según su diversidad sexual considerando su proceso de desarrollo”, indica la Declaración firmada.

También señalaron que a partir de varios eventos se desarrollaron acciones participativas que concluyeron con la elaboración de documentos relacionados con un modelo de lineamientos para la atención especializada de las personas LGTBI por parte de instituciones de derechos humanos y otro material, que refiere, al rol del Ombudsman en la defensa hacia esta población mediante buenas prácticas y recomendaciones.