Impacto económico de la tormenta Nate es enorme

Un total de 124.000 hectáreas de cultivos y terrenos de pastoreo fueron arruinadas durante los tres días que la tormenta Nate afectó a Costa Rica; 117 rutas nacionales y 437 carreteras, así como 42 puentes y 20 alcantarillas presentan daños importantes.

Extensas áreas de cultivos quedaron sumergidas.

La vicepresidenta Ana Helena Chacón, comisionada política de las tareas de atención relacionadas con la emergencia climática, presentó este lunes un informe con el primer recuento de daños, que pese a ser de cifras muy altas aún no es exhaustivo.

Unos 37 sistemas de acueductos administrados por el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y 198 administrados por Asadas sufrieron desperfectos que mantienen sin agua a 350.000 personas en distintas localidades del país.

El número de afectados llegó a más de 500.000 durante los tres primeros días de la emergencia, pero esa cifra ha bajado significativamente gracias a la acción efectiva de la institución, aseguró la vicepresidenta.

Por su parte, el ministro de Hacienda y vicepresidente Helio Fallas, señaló que la magnitud de los requerimientos para subsanar los impactos de Nate es enorme.

Informó que se ha solicitado un crédito de emergencia de 200.000 dólares al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para atender necesidades inmediatas, mientras se analiza con las autoridades “el trámite más apropiado” para gestionar un crédito por 30 millones de dólares para obras mayores como la reconstrucción de puentes caídos o estructuralmente dañados.

“Estamos pensando en una misión (del BID) que viene a finales de esta semana para ir haciendo una valoración de los recursos que se requiere, con base en la información que se tenga (en ese momento)”, señaló Fallas.

Se podría disponer además de otros recursos provenientes de instituciones públicas que no van a poder gastar todos los fondos presupuestados, señaló el ministro sin entrar en detalles.