Unas 7.700 personas permanecen en albergues en todo el país

Alrededor de 7.700 damnificados permanecen en albergues en diferentes partes del país, la mayoría de ellos en Guanacaste y el Pacífico Sur, donde la tormenta Nate causó los mayores estragos entre miércoles, jueves y viernes de la semana anterior.

En su último reporte de la noche del domingo, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) precisó que se mantienen abiertos 135 albergues con un total de 7.700 personas cuyas casas resultaron dañadas por las inundaciones, los deslizamientos y otros incidentes relacionados con el fenómeno meteorológico.

El número de personas albergadas en Guanacaste es de 4.602; en región Central 1.156 y en el Pacífico Sur 1.330, según el detalle.

Mientras tanto, los equipos de emergencia seguían abriendo el paso hacia comunidades incomunicadas, con el fin de socorrer a decenas de familias que no lograron salir a tiempo.

El domingo, la Cruz Roja logró ingresar a los Playones de Obandito, en Sadinal de Guanacaste, donde 80 familias estaban aisladas desde el miércoles, urgidas de alimentos, atención médica y otras necesidades.

Ayer también, se logró el rescate de 30 familias en la comunidad Las Limas de Salitrillos de Acosta.

Las unidades aéreas que colaboran en la emergencia transportaron el domingo 25 toneladas de alimentos, medicinas y vituallas, en 137 vuelos a las zonas más afectadas, como Quepos, Palmar Sur, Buenos Aires, San Isidro, la zona de Los Santos, Acosta y Monteverde, entre otros.

La CNE ha hecho un llamado a los ciudadanos en general para que contribuyan con donaciones en alimentos, implementos de cocina y artículos de limpieza e higiene personal. Las donaciones se pueden hacer en los puestos de recolección que la Cruz Roja ha abierto en todo el país.