La comunicación oficial enviada por el Belice que indica que “después de dar debida consideración en el Consejo de ministros a la solicitud costarricense de colaborar con la búsqueda de  un mecanismo que les permita a los migrantes cubanos continuar su paso hacia los Estados Unidos, han decidido que no es posible atender la solicitud ya que consideran que debe  tratarse dentro del marco regional”.

Belice coincidió con la posición de Costa Rica para la atención de la llegada masiva de migrantes cubanos.

Sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores, Manuel González, lamentó la decisión de Belice: “Nos sentimos profundamente desilusionados con la decisión de Belice”.

González agregó que “esta decisión complica significativamente la situación de los migrantes ubicados en Costa Rica y posterga su salida del territorio nacional. No obstante, aseguró, el gobierno continuará realizando gestiones diplomáticas con el fin de lograr el tránsito por suelo centroamericano”.

La crisis humanitaria de los migrantes cubanos en la región será una prioridad en la visita a Cuba del presidente Luis Guillermo Solís, la próxima semana. También será abordado en la Cumbre de Presidentes del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), de El Salvador, el 18 de diciembre. Es necesario que el SICA responda como debe ser y para lo que fue creado, reclamó González.

Excitativa para que no ingresen más

El gobierno envió un mensaje a los cubanos que migran hacia los Estados Unidos y que no han llegado a territorio costarricense, para que “se abstengan de hacerlo hasta que se pueda superar la actual crisis humanitaria”.

No existen condiciones adecuadas para recibirles y se corre el riesgo de generar hacinamiento que terminen afectándoles tanto a estas personas, como a sus coterráneos ya albergados en nuestro país.

“Costa Rica solicita, con igual vehemencia, a los gobiernos de Ecuador, Colombia y Panamá, que en un espíritu solidario y fraterno apoyen a la población migrante invitándola a no trasladarse a Costa Rica hasta tanto no se haya logrado una solución regional a este drama humanitario. Insistimos en que este es un fenómeno regional cuya solución requiere de esfuerzos regionales”, puntualizó el Canciller.

Por otra parte, la Cancillería costarricense continúa negociando con Guatemala y Belice, por medio de interlocutores de otros países y de organismos humanitarios internacionales, con los que además gestiona apoyo financiero.