Jan Martínez Ahrens

La reforma sanitaria de Donald Trump se ha quitado la careta. Su aplicación supondría que 14 millones de personas quedarían sin seguro médico el año próximo y hasta 24 millones en una década. Este machetazo a la población más vulnerable permitiría una reducción del déficit de 337.000 millones de dólares en 10 años.

Trump no se da por vencido e insiste en veto migratorio.

Nada detiene a Donald Trump. Ni los tribunales ni las protestas ni el clamor internacional. El presidente de EEUU volvió a la carga y ha ordenado impedir durante 90 días la concesión de visados a ciudadanos de seis países de mayoría musulmana (Irán, Libia, Somalia, Siria, Sudán y Yemen). 

El fiscal Jeff Sessions mintió al jurar no haber tenido contacto con los rusos.

El escándalo ruso tiene cercado a Donald Trump. El descubrimiento de que el fiscal general, Jeff Sessions, ocultó al Senado que en pleno ciberataque del Kremlin había hablado con el embajador ruso ha abierto una espiral incontrolable para la Casa Blanca. La cúpula del Partido Demócrata ha pedido su inmediata renuncia “por mentir bajo juramento”, numerosos republicanos exigen que se recuse e incluso el líder del Congreso, el conservador Paul Ryan, ha reconocido que debe apartarse de las investigaciones si estas recaen sobre él. A esta oleada, el comité de inteligencia de la Cámara de Representantes añadió la apertura de sus propias pesquisas sobre la conexión rusa. Haciendo caso omiso a este clamor, el presidente expresó "su total confianza" en Sessions.

"Tenemos que estar al frente de la manada", afirma Trump.

Llegan tiempos marciales. El presidente de Estados Unidos ha decidido poner en marcha el mayor rearme en una década y ha ordenado elaborar un presupuesto con un incremento de 54.000 millones de dólares (9,3%) en los gastos de defensa.

Scott Pruitt, nuevo jefe de la EPA.

Scott Pruitt es lo más parecido a un caballo de Troya. Nunca ha creído que el hombre sea el causante del cambio climático, siempre ha defendido las industrias más contaminantes y, como fiscal general en Oklahoma, demandó 14 veces a la Agencia de Protección Ambiental (EPA). Todo ello le hizo, a los ojos de Donald Trump, el candidato perfecto para dirigir la misma EPA. Un cargo que ocupó hace solo una semana y donde ya le ha estallado un escándalo: miles de emails que revelan su connivencia e incluso subordinación con la industria petrolera y eléctrica.

Steve Bannon, el poder en la sombra en Washington.

El nuevo orden necesita patriotas. Donald Trump ha vencido pero no se puede bajar la guardia. Es la hora del combate. En su primera aparición pública desde la investidura, Steve Bannon, el estratega jefe de la Casa Blanca, el poder oscuro, el extremista al que se atribuye una influencia absoluta sobre el presidente de Estados Unidos apeló al discurso del miedo para “desmontar el sistema” y defender su vertiginosa agenda nacionalista. “Si pensáis que os van a dar vuestro país de vuelta sin luchar, estáis tristemente equivocados. ¡Todos los días habrá que luchar!”, arengó.

Donald Trump prepara su nuevo asalto contra la inmigración. Tras su batacazo judicial con el veto a siete países musulmanes, el presidente de Estados Unidos ha ordenado elaborar un vasto plan de acción contra los sin papeles. Acelerar y ampliar las expulsiones inmediatas, devolver automáticamente a los mexicanos sorprendidos en la frontera, reclutar miles de nuevos agentes y hasta perseguir penalmente a los padres que traigan a sus hijos forman parte, según los borradores conocidos, de este agresivo proyecto.

Fue fulminado por Obama, cayó en desgracia con Trump y ahora el futuro de la Casa Blanca depende de él. El teniente general retirado Michael Flynn, un hombre curtido en los horrores de la guerra, jefe de inteligencia de unidades de élite como los SEAL y Delta Force, se ha vuelto el eslabón más débil del escándalo de espionaje que acosa al presidente.

La tensión se ha disparado. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha anunciado que suspende la reunión prevista el próximo martes en Washington con Donald Trump para negociar el Tratado de Libre Comercio. La decisión, que abre profunda crisis diplomática entre ambas naciones, llega después de que el mandatario estadounidense firmase el miércoles la orden de construir un muro en la frontera y de que hoy anunciase por Twitter que si México no estaba dispuesto a pagar, era mejor cancelar el encuentro.

La marcha de Washington muestra la división de la sociedad estadounidense, pero también el nacimiento de un contrapoder

Páginas

Suscribirse a RSS - Jan Martínez Ahrens