J.M Ahrens

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abrió hoy una nueva crisis en su turbulento gabinete. A los pocos días de iniciada la guerra tarifaria y de aceptar por sorpresa reunirse cara a cara con el líder norcoreano, Kim Jong-un, el mandatario republicano anunció la destitución fulminante de su secretario de Estado, Rex Tillerson, y su recambio por el director de la CIA, el halcón Mike Pompeo.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, el general John Kelly, es la otra cara de la moneda. Cuando Donald Trump se desborda, él calla; y cuando el presidente calla, él explica. Eso hizo ayer en una aparición televisiva en Fox y en una reunión con legisladores demócratas filtrada por los medios estadounidenses.

Suscribirse a RSS - J.M Ahrens