Rusia

  • Discurso y decisiones de Trump están ancladas en el pasado

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, resaltó que su país está orgulloso de la relación con Cuba y manifestó el deseo de continuar trabajando junto a la isla en beneficio mutuo. De esta manera marcó que su país se desmarca de la decisión del presidente norteamericano. 

  • Primer desencuentro entre Francia y Rusia

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se reunió hoy con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en el palacio de Versalles, dos semanas después de asumir el cargo, un gesto simbólico para mejorar las relaciones entre ambos países. Si bien los dos jefes de Estado se mostraron dispuestos al diálogo, no ocultaron sus grandes diferencias en temas como Siria. Macron sostuvo que el uso de armas químicas es una "línea roja" cuyo cruce implicará represalias

  • Se desata en EEUU una crisis política

No desmiente, sólo se defiende. Doce horas después de que The Washington Post revelase que el presidente de EEUU compartió datos secretos con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergéi Lavrov, y el embajador Sergéi Kislyak, Donald Trump ha mantenido en Twitter su "absoluto derecho" a compartir con Rusia "hechos" sobre terrorismo .El presidente dice que lo hizo para implicar más a Moscú en la lucha contra el terrorismo.

  • Tras despido del director del FBI

La tormenta avanza en Washington. Tras el despido fulminante del director del FBI, el Senado ha tomado las riendas de la explosiva investigación de la trama rusa. En una demostración de vigor parlamentario, el Comité de Inteligencia ha llamado a declarar a puerta cerrada al caído James Comey y ha exigido al antiguo consejero de Seguridad Nacional, el general Michael Flynn, que entregue todos los documentos que le vinculen con Rusia. Un doble golpe que le recuerda al presidente Donald Trump que la partida sigue abierta.

La trama rusa tiene un eslabón débil. El teniente general Michael Flynn está otra vez en la diana tras descubrirse que en febrero pasado, cuando aún era consejero de Seguridad Nacional, silenció en su declaración de bienes los pagos que había recibido por parte de empresas rusas.

El fiscal Jeff Sessions mintió al jurar no haber tenido contacto con los rusos.

El escándalo ruso tiene cercado a Donald Trump. El descubrimiento de que el fiscal general, Jeff Sessions, ocultó al Senado que en pleno ciberataque del Kremlin había hablado con el embajador ruso ha abierto una espiral incontrolable para la Casa Blanca. La cúpula del Partido Demócrata ha pedido su inmediata renuncia “por mentir bajo juramento”, numerosos republicanos exigen que se recuse e incluso el líder del Congreso, el conservador Paul Ryan, ha reconocido que debe apartarse de las investigaciones si estas recaen sobre él. A esta oleada, el comité de inteligencia de la Cámara de Representantes añadió la apertura de sus propias pesquisas sobre la conexión rusa. Haciendo caso omiso a este clamor, el presidente expresó "su total confianza" en Sessions.

Fue fulminado por Obama, cayó en desgracia con Trump y ahora el futuro de la Casa Blanca depende de él. El teniente general retirado Michael Flynn, un hombre curtido en los horrores de la guerra, jefe de inteligencia de unidades de élite como los SEAL y Delta Force, se ha vuelto el eslabón más débil del escándalo de espionaje que acosa al presidente.

Serguei Lavrov y Rex Tillerson se reúnen en Bonn, en el marco de la cumbre del G-20.(Foto:Russia Today).

En la jornada de este jueves trasciendió que, en el marco de la cumbre del G-20, el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, se reunió por primera vez con el Secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson.

La presidencia de Obama terminó en medio de una de las crisis con Rusia más graves desde la Guerra Fría. La de Donald Trump ha comenzado también con un incendio ruso, pero desde un ángulo completamente opuesto, el de la presunta conchabanza con ese viejo enemigo de Estados Unidos que era Moscú. Michael Flynn, consejero de Seguridad Nacional, ha dimitido en la noche de este lunes por mentir sobre unas conversaciones no autorizadas con un diplomático ruso, en una reverberación del escándalo de ciberespionaje de las elecciones americanas.

Michael Flynn, asesor de seguridad nacional de Trump.

Moscú se ha vuelto a colar en la Casa Blanca de Donald Trump. Uno de los hombres más próximos al presidente republicano, el asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, está en la picota después de días de declaraciones contradictorias acerca del contenido de unas conversaciones que mantuvo en diciembre, antes de que el magnate asumiera la Casa Blanca, con el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak. Se plantea ya incluso abiertamente que Flynn se convierta en la primera baja del gabinete Trump.

Páginas

Suscribirse a RSS - Rusia